Reflexión sobre el estado de la arqueología en España I

Lo que escribo a continuación es una reflexión que nace de la experiencia y con ello no vinculo ni trato de convencer a nadie, solo poner negro sobre blanco aquello que he visto durante los últimos meses.
Gran parte de las excavaciones de este país dependen del esfuerzo desinteresado de profesores universitarios, becarios de investigación y personal anexo a proyectos de investigación que sacrifican sus escasos periodos de vacaciones para involucrarse en una excavación que en muchas ocasiones proporciona más males que bienes. Pero supongo que eso va con el oficio y un buen día en una excavación recompensa una semana entera de penurias y desastres (un día hablaré de eso). En alguna que otra ocasión la excavación proporciona la posibilidad de contratos que no van más allá de los cuatro meses de duración pero que suponen toda una recompensa a muchos años de trabajo.
Como podréis imaginar estos contratos no suelen ir solo hacia arqueólogos sino que también acaban revertiendo sobre la localidad donde está la excavación y por tanto los vecinos de la zona acaban también trabajando en ese emplazamiento. Un fenómeno que se ha dado durante mucho tiempo ha consistido en el desarrollo de una excavación en una localidad pequeña y la llegada de este tipo de contrataciones ha potenciado por un lado el atractivo turístico y por otro la estabilidad laboral de un porcentaje de la población. Probablemente esto en una localidad de miles de habitantes es difícilmente perceptible a corto plazo pero si es muy visible en municipios de unos pocos cientos de habitantes. Son muchos los pueblos de España cuya población se había visto menguada por el éxodo hacia las ciudades y el crecimiento de estas excavaciones se había convertido en un freno de esta huida de población y por otro lado el crecimiento de un nuevo motor económico y turístico.
Tal vez por una mala gestión de estos recursos y también por una tijera que ha hecho tabula rasa en Cultura ha tenido graves repercusiones en un modelo que se había ido gestando poco a poco y que parecía iba a cambiar el panorama rural en aquellas localidades donde una excavación había sido convenientemente explotada. Consecuencia de todo esto: proyectos de investigación congelados, personal que ante el paro queda irremediablemente apartado de cualquier posibilidad de seguir investigando, el motor económico de algunas localidades queda frenado seco y consecuentemente vuelve el éxodo rural y empobrecimiento de unas localidades que habían encontrado una vía alternativa al crecimiento tradicional.
Esto es solo el planteamiento de una historia y una puesta en antecedentes de lo que está por venir, así que seguiremos comentado y hablando.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: