Demagogia y prensa

Curioso titular con el que el Diario Información de Alicante anuncia un hallazgo arqueológico: “Arqueología que frena una obra”. Si leemos con atención la noticia, escrita por M. Pomares, la descripción de los hallazgos no tiene desperdicio. Nos describe los hallazgos, un enterramiento de época romana, así como restos de algunas estructuras, y las obras que han sido paralizadas por tan desgraciado hallazgo. Anda que el romano se podría haber enterrado en otro lugar, le falta decir al periodista de turno. Concluye con un “la normalización de los trabajos” dependerá de si aparecen más restos. Finalmente se hace eco de los comentarios de los más viejos del lugar, advirtiendo que cuando se hicieron pozos u otras zanjas en la zona también aparecieron enterramientos, pero “no obstante, no están documentado”.
¿Qué tiempos, eh, Señor Pomares? Qué tiempos aquellos en los que no hacía falta conocer nuestro pasado porque ya nos lo contaban los más viejos del lugar o esos ilustrados libros del cole. Ya están aquí los arqueólogos de turno fastidiando, ¿verdad? Qué normalizado estaría todo si cuando aparecen unos huesos pasara la máquina excavadora por delante, y aquí paz y allá gloria. 
Habría que aclararle al Sr. Pomares que la normalización no consiste exactamente en lo que apunta sino en precisamente de la forma como se ha procedido. Se hace una obra, hay una vigilancia y si aparecen restos se excavan y documentan. Eso es normalización. Se hace una zanja, se descubren restos arqueológicos y la retro excavadora se los lleva por delante sin que nadie sepa nada, eso no es normalización. Pero tal vez el Sr. Pomares estuviese más cómodo en otros tiempos donde se entendía por normalización lo que se apunta en el segundo caso.
Arqueología que frena una obra titula la noticia. Y yo me permito corregirle, Arqueología que forma parte de una obra, el matiz es importante a la vez que interesante. Sr. Pomares le invito a que reflexione o a que  haga lo qué a usted le de la gana, pero no trate de llevar al lector por un camino envenenado, lleno de demagogia e hipocresía.

FUENTE: diarioinformación

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: