El Abandono de la Historia

Más de uno nos hemos movido nerviosamente del asiento cuando hemos visto escenas como las de Irak, Egipto o Siria, me refiero al momento en el que la gente aprovecha la ocasión para arrasar un museo o yacimiento arqueológico para robar parte del patrimonio en mitad del caos. También es cierto que más de uno también ha pensado en lo lejos que quedaba aquello y rápidamente lo asociábamos una cultura inferior, una sociedad inferior o un estado de necesidad inferior. 
Pero esto ha empezado ha suceder a las puertas de Europa, la vieja Europa, de la que emanan valores, y condiciones que nos hacen sentir cómodamente por encima de las situaciones antes comentadas. Grecia, la madre de nuestra cultura, de nuestra forma de pensar está empezando a vender su patrimonio al mejor postor, su patrimonio ha quedado desatendido y como consecuencia de esto yacimientos y museos están al borde del saqueo. 
Hace unos días hablábamos en un artículo sobre una excavación de urgencia en Elche (Alicante) donde el propio periodista hablaba de situación “no normalizada” y como infortunio el que unos arqueólogos parasen una obra para excavar y aclarar los restos aparecidos durante la obra. En Grecia la situación ha quedado normalizada, es decir, ya no hay vigilancias de obra y por tanto cualquier hallazgo será destruido o expoliado, dependiendo del criterio del promotor de turno. A partir del momento en que están leyendo estas líneas en Grecia el patrimonio que está por aparecer probablemente jamás será visto porque será destruido o robado para ser vendido al mejor postor. El conocimiento del pasado queda en suspenso hasta nueva orden, ¿nuestra Historia tendrá de nuevo unos siglos de oscuridad?
Ideas como a las que aludo en el artículo antes citado son fáciles de hacerlas calar en la sociedad puesto que somos proclives a pensar que la arqueología es realmente un estorbo ante la evolución urbanística de nuestra sociedad por lo que no es nada descabellado hilar el modo en el que Grecia ha llegado a esa situación. Y lo que es más grave, lo problemático que va  a ser regresar a una situación de legalidad, es decir, donde haya una vigilancia arqueológica de las obras y esta sea respetada.
Todos deberíamos saber que aquello que motiva en algunas ocasiones el freno para una obra desvela una parte muy importante de nuestro pasado, de nuestra identidad y habla con mayúsculas de lo que somos y de dónde venimos. La cuestión es realmente grave, alarmante.

FUENTE: ABC

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: