¿El ocaso de Roma?

En muchas ocasiones somos tremendamente exigentes a la hora de exigir la protección de nuestro Patrimonio Cultural, algo que nunca está de más. Pero tampoco está de más ampliar nuestro zoom y mirar a países vecinos. En ocasiones admiramos casos de protección dignos de alabanza e imitación, pero en otras ocasiones uno se persigna y da gracias a lo que tiene en casa. Es el caso de las noticas que llegan del país de los Apeninos, una de las cunas de nuestra civilización, y no precisamente desde un pueblo sin importancia, sino de la misma capital del Imperio, Roma.
Un reciente estudio que se ha fijado en el transcurso de la Vía Apia, en el entorno de Roma, englobando unas 3.500 hectáreas  ha descubierto que: un millón trescientos mil metros cúbicos de tierra han sido movidos sin ningún tipo de licencia en torno a una de las vías más importantes de la antigüedad. Esto ha tenido como consecuencia que podamos ver en las fachadas de casas residenciales sarcófagos romanos, piscinas construidas sobre antiguos ninfeos, etc. Casos como el del contencioso abierto contra una sociedad propiedad de la princesa Pallavicini, cuya residencia se encuentra sobre el Oratorio de los siete durmientes, del siglo XII, y sobre una villa romana de enormes dimensiones. No es necesario estar dotado de grandes dotes detectivescas, tal como indica la Soprintendenza de Roma, basta con usar la aplicación de Google Maps para poder ver piscinas con extrañas formas, como es el caso de una con forma octogonal, que corresponde con un ninfeo romano re aprovechado. 
El organismo estatal que vela por la protección del patrimonio en Roma, la Soprintendenza, se ve totalmente desbordada y sin respuesta por parte de los estamentos superiores. El servicio arqueológico no hace más que emitir informes del daño que sufre continuamente el patrimonio arqueológica de Roma, pero la burocracia italiana engulle estos informes y los deja sin respuesta. Tractores que hacen cola en plena Vía Apia para demoler y construir no encuentran organismo estatal que sea capaz de pararlos. Sin duda alguna la respuesta de algunos propietarios es contundente: “somos nosotros los verdaderos guardianes de la integridad de estos lugares”. Desde luego, uno se queda sin palabras.

FUENTE: La Repubblica

Anuncios

2 responses to “¿El ocaso de Roma?

  • Laura Díaz

    Hola. Es la primera vez que entro en el blog y me ha encantado. Con tu permiso, comparto el enlace en la sección Noticias Históricas de mi blog Los Fuegos de Vesta y lo incluyo entre mis blog recomendados.

  • Javier Muñoz

    Muchas gracias Laura, por supuesto un placer el aparecer en tu blog, que por cierto me ha resultado muy interesante. Un saludo y feliz año!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: