¿Qué más da?

De forma habitual, siempre coincidiendo con estas fechas de estío (y hastío), acaba calando en los medios de comunicación el descubrimiento arqueológico del año, el siglo o tal vez el milenio. En esta ocasión es la Atlántida, en otras ocasiones es la Tumba de Alejandro Magno y en muchas otras será una pirámide oculta bajo el recinto ferial de Albacete. 
El caso, es que los medios de comunicación, en su gran mayoría, sin pretensiones de hacer el más mínimo esfuerzo de contrastación, se hacen eco de este tipo de “descunbrimientos”, “hallazgos”o “elucubraciones” desinformando una vez más a la ciudadanía. Por muchas veces que lo hagan, los que modéstamente nos dedicamos a esto de la Arqueología y el Patrimonio no podemos dejar de poner el grito en el cielo y llamar a la cordura. 

Imagen de la Cadena Ser para ilustrar el hallazgo de la nueva Atlántida (no es el nombre de un restaurante)


En este caso es una civilización perdida en Croacia (es la Cadena Ser quien se hace eco), por supuesto hablando de civilizaciones perdidas hay que etiquetarla de Atlántida, pero igualmente la podrían haber llamado la Pompeya de los Cárpatos. Les da igual. Y aunque en el texto que acompaña a la noticia dan pie en varias ocasiones a la incredulidad ellos en ningún momento tratan de desmentirlo o hacer una lectura más o menos científica. Lo que interesa es dejar claro que en Croacia se ha hallado “la nueva Atlántida”. 
Este tipo de argumentos, noticias y sensacionalismos hacen bastante más daño al Patrimonio Cultural e Histórico del que los insensatos redactores pueden imaginarse, puesto que una vez más infravaloran el esfuerzo y trabajo de cientos de científicos que trabajan en demostrar día tras día que esto de la Arqueología y la Historia no es caprichoso o cuestión de teorías conspiranoicas.
Empieza a ser realmente irritante el desprecio con el que es tratado esta profesión, la poca consideración que se tiene hacia los profesionales que se esfuerzan por contrastar de forma científica cada una de las publicaciones que se realizan en el ámbito académico. Evidentemente a los medios de comunicación les da igual que por ejemplo hoy, nuestros amigos de Mediterráneo Antiguo hayan publicado una interesante entrevista a Manuel Bendala, o que un grupo de desinteresados arqueólogos se estén asando al sol en las decenas de excavaciones de la Península tras haberse partido la cara con la administración. Esto no es la Atlántida, no es la nueva Pompeya, ni tan siquiera es la posible Tumba de Alejando Magno. Lo que menos les interesa es la verdad que pueda haber detrás de todo esto.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: