Buscando el tesoro

Desde este verano viene apareciendo en prensa todo tipo de noticias sobre la existencia de cámaras ocultas en la célebre tumba de Tutankamon. Al parecer, el uso de georadar había rebelado oquedades en algunas de las paredes de la famosa sepultura y como se pueden imaginar, cualquier noticia que gire entorno al rey Tut se convierte en fenómeno de primer orden, y más aun si se adereza convenientemente.

Pero en esta reflexión no nos queremos centrar tanto en el posible hallazgo como en la terminología que se está manejando, rezando el titular de prensa de la siguiente forma: No sabemos si la cámara mortuoria es de Nefertiti o de otra mujer, pero está llena de tesoros. Como la frase aparece entrecomillada en el texto imaginamos que la declaración procede de Hisham Zaazou, Ministro de Turismo de Egipto, pero en realidad podría provenir de cualquier cargo oficial hablando de arqueología, de Egipto, España o Tombuctú. Al margen del propio circo mediático, sobre lo que ya hemos hablado en otras ocasiones, queremos pararnos a reflexionar brevemente sobre el uso de términos como tesoro dentro del contexto arqueológico y cultural por extensión.

tutankamon--620x349

Son muchas las ocasiones en las que nos hemos quejado acerca del tratamiento que suele recibir el Patrimonio, y la arqueología en particular, por parte de determinadas instituciones, medios de comunicación, programas de gran calado mediático o los propios arqueólogos. Y, por supuesto, nunca hemos tratado de evadir la responsabilidad que recae en los hombros de los propios profesionales dedicados a la arqueología a la hora de divulgar y tratar de explicar al gran público nuestros proyectos y hallazgos. Por lo que esta reflexión solo trata de llevarnos a ser algo más cuidadosos a la hora escoger determinados términos que por asentados en la materia acaban siendo más dañinos que beneficiosos.

Usar términos como tesoro a la hora de describir un posible hallazgo arqueológico no hace más que ahondar en la apreciación de esta disciplina  científica como un mero hobby o como una distracción para aventureros. El arqueólogo no busca tesoros del mismo modo que el científico no trata de encontrar en sus investigaciones la piedra filosofal. La ciencia tratar de demostrar hipótesis, contrastarlas y finalmente transmitirlas, pero flaco favor le hacemos a la seriedad que lleva tras de si una investigación si lo adornamos con términos que acaban siendo despectivos para lo que perseguimos.

El término tesoro precisamente en este marco se emplea para describir lo que el cine y la literatura del s. XIX han tratado mitificar: la búsqueda de una quimera, de un anhelo soñado que poco tiene que ver con la realidad. Nos gustaría dejar claro una vez más que un hallazgo arqueológico tiene múltiples formas de ser valorado y ninguna de ella pasa por su tasación económica o ser apreciado como el tesoro del capitán Flint. Estamos en la obligación de desterrar del lenguaje que se refiere al Patrimonio términos como tesoro que no hacen más que ahondar en la asociación de ideas arqueología/aventurero/expoliador.

El hallazgo del arqueólogo sigue un protocolo de intervención, un registro minucioso y las piezas encontradas durante una excavación se deben y se explican por el propio registro arqueológico. Flaco favor le han hecho al investigador que propone un reestudio de la tumba de Tutankamon, puesto que sus más que probables años de estudio e investigación podrían situarlo en el deshonroso lugar de los caza tesoros. La apreciación de una disciplina como la arqueología estará siempre en el ambiguo filo que va de la ciencia al romántico retrato de un busca tesoros ávido de aventuras. Tratemos de empezar por no fomentar la segunda imagen con un lenguaje engañoso.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: